LA TRIBUTACION DE LAS GANANCIAS DEL JUEGO

Yo ya he hablado más de una vez sobre el tema. Ahora os copio y pego aquí el artículo que escribe mi hermano a raíz de las últimas noticias sobre la injusta condena (según mi opinión) a dos jugadores de póker.

Confucius_1

“Ha sido noticia la existencia de dos condenas a dos jugadores de póker por la falta de declaración en el impuesto de la renta de las ganancias obtenidas en torneos de póker que ha llevado a una condena de cárcel por delito fiscal a ambos jugadores.

Creo que es necesario explicar la situación en la que nos encontramos en esta materia.
Las ganancias del juego son calificadas por el legislador fiscal como ganancias patrimoniales que tributan en la base imponible general al tipo que correspondan al sujeto pasivo según el conjunto de ganancias obtenidas en el año fiscal por el jugador.
Esas ganancias patrimoniales se determinan por la diferencia que existe entre las ganancias y las pérdidas obtenidas por el jugador.

Ésta es una medida introducida en el año 2012 en la ley del impuesto de la renta, ya que hasta entonces el legislador fiscal decía que las pérdidas del juego no eran compensables con las ganancias y en consecuencia, independientemente de las pérdidas que había tenido el jugador, éste tenía que tributar por las ganancias obtenidas.

Ésto significaba que si un jugador iba al casino, al bingo o a las máquinas recreativas y hacía 100 apuestas y ganaba 10.000 euros y hacía otras 100 apuestas y perdía 10.000 euros, tenía que tributar como si hubiera ganando 10.000 euros.

La realidad era que no había declaraciones fiscales de los jugadores ni actividades inspectoras de la Hacienda Pública sobre dichas actividades, debido a la imposibilidad de controlar efectivamente cual era el importe de la ganancia obtenida.

No obstante el legislador fiscal, al darse cuenta de la infracción que cometía la ley, al infringir el principio de capacidad económica, que determina que hay que tributar según las ganancias reales obtenidas, introdujo en el año 2012 la posibilidad de que el jugador se dedujera de las ganancias obtenidas las pérdidas sufridas.

Sin embargo, la normativa actual tropieza con la dificultad que existe para el jugador de determinar correctamente la base imponible sobre la cual declarar sus ganancias.
Esto sucede porque los operadores de juego, las salas de máquinas o los casinos de juego, no están preparados para determinar cuáles son las pérdidas de los jugadores y en consecuencia no pueden emitir certificados de las pérdidas sufridas.

Ésto se debe a que en dichos espacios se hacen en poco tiempo multitud de apuestas y el casino no dispone de personal para ir controlando a cada jugador y emitir al fin de la jornada un certificado acreditativo de las ganancias o de las pérdidas obtenidas por el mismo.

¿Cómo se podría solucionar el problema?

Es bien sencillo. Mediante la emisión de una tarjeta de jugador a través de la cual se hicieran las apuestas y en consecuencia quedara archivado el movimiento exacto del juego y de la ganancia o pérdida obtenida.

Pero no hay voluntad política de realizar esta modificación. Por dos intereses básicos:

El interés de las casas de juego.- Los operadores saben que esta actividad está basada en la idea de la irracionalidad y las decisiones impulsivas y que la mayor parte de las cantidades jugadas son procedentes de dinero efectivo. Si se impidiera utilizar el dinero efectivo, las ganancias obtenidas por las casas de juego serían mucho menores.
El interés de la Hacienda Pública.- La Administración sabe que mucha parte del dinero que se juega en las casas de apuestas y casinos es dinero que no ha sido objeto de declaración fiscal con anterioridad y que por eso se destina a una actividad que no tiene control sobre su procedencia, pero al permitir esta actividad obtiene una retribución, derivada de los impuestos que están obligados a satisfacer los casinos y casas de juego.

Y en toda esta historia hay un gran perjudicado. El jugador.

No hay que olvidar que el único que gana en el juego siempre es la casa de apuestas y si excepcionalmente gana algún jugador se le deben de dar las garantías suficientes para que su tributación sea correcta, mediante la emisión de los correspondientes certificados de pérdidas. Y si el sistema no está preparado para que su cumpla la ley, porque se le impide al jugador calcular exactamente lo que ha ganado o perdido, lo que hay que hacer es cambiar la ley, y no artículos demagógicos de opinión sobre la defraudación de los jugadores.

El principio constitucional de tutela judicial efectiva y el principio tributario de capacidad económica nos determinan que, o el legislador fiscal obliga a los operadores a cambiar sus sistema de actuación, o cambia la norma tributaria y establece otra forma de tributación.

Así, si se considera que el jugador es un profesional que obtiene ingresos regulares en el tiempo, que tribute por el concepto de actividades económicas, determinando su base imponible con los ingresos obtenidos una vez deducidas las pérdidas necesarias para el ejercicio de su actividad. Esto no le interesa a la administración porque sabe que la mayoría de las bases serían negativas y se compensarían con las bases positivas de otras actividades del jugador y en consecuencia obtendría menos ingresos fiscales.

Y otra segunda opción sería la tributación del jugador a través de las casas de juego que es el sistema que utilizan los países que tienen experiencia en materia de juego como son los anglosajones.”

-Luis Rojas Martínez del Mármol-

 

Anuncios

Un comentario en “LA TRIBUTACION DE LAS GANANCIAS DEL JUEGO

  1. Estando totalmente de acuerdo con tu artículo, lo cierto es que lo que dices no tiene nada que ver en realidad con las dos Sentencias queda cita al principio.

    Ninguno de los dos jugadores, ha utilizado como argumento sus pérdidas, uno ha dicho que el premio era compartido otra persona y el otro que Desconocia que había que declarar. Lo cierto es que intentaron ahorrarse la tributación y les han Pillado, con todos los matices que tendrá cada caso.

    Pero en lo que dices en el artículo más razón que un santo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s