Me llaman “El Justiciero”

Captura de pantalla 2015-03-29 a las 13.36.11

Esta semana recibí este tuit y me ha hecho meditar bastante.

Pableras, “El Justiciero”.

Mi mujer, que es santa de altar y con su paciencia infinita me escucha desbarrar y cagarme en todo, me comentaba que no quería ver como lo pasaba mal porque la gente no se diese cuenta de la que se le viene encima por no hacer las cosas bien. Me decía, que ya he repetido hasta la saciedad en las redes sociales lo que tienen que hacer los jugadores para defenderse del abuso que esta cometiendo la Agencia Tributaria (a partir de ahora “La Agencia”) con los jugadores de poker, que sino me habían hecho caso a estas alturas, que ya no podía hacer nada.

Pero bueno, como yo soy un cabezón de cojones, voy a explicaros una última vez la relación existente entre estos cuatro frentes que mantengo abierto, y en los que luchare con uñas y dientes hasta que consiga cambiar el abuso que se estamos sufriendo a día de hoy los jugadores españoles.

¿Que qué tienen en común el Casino Mediterráneo, Hendon Mob, Pokerstars y Montoro?

Así de primeras, tienen en común que todos quieren ganar dinero a toda costa sin preocuparse ni un poquito por el jugador, algo relativamente normal en la sociedad actual en la que nos encontramos. Pero bueno, vamos a relacionarlos poco a poco.

Desde hace unos años, el ministro Montoro y La Agencia, tienen por objetivo que los jugadores de poker, casino y apuestas deportivas tributen por sus ganancias. A lo que ganes, le restas lo que pierdes y por la cantidad que salga, tributas. Hasta aquí todo correcto.

La antigua legislación no reflejaba la desgravación de pérdidas dado el díficil control que conllevaba controlar éstas perdidas en los Casinos, pero a priori no importaba, ya que los Casinos tributaban, y tributan, por el dinero que ganaban (que es el dinero que perdía el jugador). De aquella manera todos vivíamos felices, Hacienda y jugadores.

Pero entró en la ecuación la variable del juego online y la cosa cambió, ya que de buenas a primeras era posible controlar exactamente lo que el jugador ganaba y perdía en las mesas, así que el gobierno decide cambiar la ley para poder sacar tajada del juego online, y poder hacer que los jugadores tuviesen que tributar por lo que ganaban, sumando este montante a los impuestos que ya recibían por casinos y salas. Hasta aquí, toco correcto. Abusivo, pero correcto.

En el terreno online, todo esto es muy fácil de controlar. Las empresas (ya sea Pokerstars, Bet365, 888, Bwin o la que sea) a solicitud de La Agencia, pasan un informe con lo que gana cada jugador a final de año (diferencia de saldo inicial a 1 de enero y saldo final a 31 de diciembre) ¿Pero que pasa con el juego “En vivo”? Pues que La Agencia se encuentra con un marrón descomunal, ya que excepto en algún caso extraño, ninguno de los casinos de España guarda facturas ni recibos de pago de casi ninguno de sus juegos. Igual con suerte conservan alguno, de algún premio gordo repartido en una máquina tragaperras o de algún torneo de poker, pero nada más, pero lo que es más grave, no guardan recibos de pérdidas de casi nada, sólo de algunos torneos de poker.

Como La Agencia no puede conseguir, como hace con el Online, recibos de los pagos que hacen los Casinos, recurren a la tan conocida picaresca española para ir a pescar el dinero de los jugadores. Y es cuando entra en juego Hendon Mob.

Hendon Mob, para quien no lo conozca, es una página web que publica regularmente las supuestas ganancias de los jugadores de poker en los torneos de todo el mundo, con un pequeño pero: Ellos mismos dicen que los datos que publican en su página no son del todo correctos y que no reflejan los pactos hechos por los jugadores, y especifican que las Agencias Gubernamentales no podrán utilizar esos datos para hacer sus “cuentas” para que tributen los jugadores. Además de que en algunos casos los datos que publican de un jugador corresponden a otro

Aquí ya deja de ser todo correcto. Todo empieza a estar mal, pero que muy, muy mal.

Si la Agencia quiere exigirle al jugador que pague por unas ganancias que dicen que ha ganado, debería, como mínimo, acompañarlo de un soporte documental válido, no de unos datos sacados de una página web, que como he dicho, ella misma especifica que no se pueden utilizar sus datos porque no pueden afirmar que sean reales.

Llegados a este punto, parece que la Agencia se da cuenta de su error, así que lo que hacen es pedirle a los Casinos que les indiquen los pagos que han hecho a los jugadores, y aquí es cuando todo se va a la mierda pero de verdad. Exceptuando algún caso puntual, los casinos no guardan información ninguna de lo que el jugador ha perdido o ha ganado, así que ¿Qué hacen los Casinos? (Redoble de tambores…) ¡Acudir a Hendon Mob para hacer los informes que les pide la Agencia! Con dos cojones.

Pero un momento, ¿Creíais que la cosa no podía empeorar? ¡Os equivocáis!

Como os decía, existen raras excepciones en las que nos encontramos con algún casino que sí guarda recibos de pago, firmados por los jugadores, en los que se especifica el dinero ganado ¡Bien por esos casinos! Ese es el documento que debería presentarnos La Agencia para reclamarnos nuestro dinero. Pero como no lo tienen en la mayoría de los casos, nuestra amiga La Agencia, decide que una hoja cutre en excel presentada por un casino donde dice lo que hemos ganado en sus instalaciones, copiada en realidad de una página web, es una prueba válida, y le exigen al jugador que tribute por ese dinero que el casino dice que ha ganado (información sacada en muchos casos como he dicho de Hendon Mob, repito). Y que si no estas de acuerdo y dices que ese dinero no lo has ganado tu, y para defenderte solicitas a La Agencia el documento que pruebe que los casinos te han hecho ese pago firmado por ti, te responden que te vayas a paseo. Que si no estás de acuerdo, pues que te vayas a los tribunales.

(Hago un KitKat aquí, para recordaros que esto es una historia real, no es un supuesto inventado para acojonaros. No. Para nada. Ojalá. Es lo que está haciendo ahora mismo La Agencia)

Llegados a este punto, imaginad el puteo que puede estar sufriendo la persona que está siendo inspeccionada. Y no acaba aquí el calvario. Imaginad que esa persona es aficionada a la Ruleta y al Black Jack (os aseguro que hay muuuuuucha gente). Y que ese jugador, se ha dejado un pastizal jugando a esos juegos, y como bien dice la ley, puedes desgravarte las pérdidas del juego, para restarlas a las ganancias (unas falsas ganancias en la mayoría de los casos) ¡Pues te jodes porque no puedes! Como os decía al principio, el casino no guarda esos archivos así que, o te vas a juicio para hacerle ver a un juez toda esta indefensión, o pagas, o te embargan lo que tengas.

Y de ahí viene mi lucha. De ahí el querer ejercer de Justiciero.

Quiero justicia con los Casinos y que nos entreguen justificantes de pérdidas, así que pongo hojas de reclamaciones cada vez que no se me entrega un justificante.

Quiero justicia con Hacienda y con Montoro y que el dinero que nos reclamen lo hagan con un soporte documental legal, algo que he denunciado a los organismos estatales y autonómicos correspondientes.

Quiero justicia con Hendon Mob y que nos den la opción de aparecer o no en su página web ya que no pueden asegurarnos que los datos que especifican sean reales, algo que he reclamado a protección de datos y que sigo luchando al estar localizados en las Islas Vírgenes Brítánicas donde carecen de Ley de Protección de Datos.

La justicia con Pokerstars da para otra entrada.

Pondré sólo un ejemplo de las muchas irregularidades que se están cometiendo.

Los abusos de los “monopolios” son indignantes. Al igual que pasaba con Telefónica cuando era la única operadora del país, parece que con Pokerstars nos toca tragar y no quejarnos. La última: Lanzar una promoción de “Spin&Go XXL” con una fecha de finalización, y pocas horas antes de que acabe la promoción, y sin haber entregado el premio gordo, cambiar la fecha de finalización, para que la gente siga jugando, buscando ese premio.

Primera oferta de Spin&Go

Unas horas antes de alcanzar las 23.59 del 26 de Marzo…

Este es sólo un ejemplo que demuestra que hacen lo que les sale de los cojones. Y seguirá pasando hasta que un día nos pongamos todos de acuerdo, les apretemos y dejen de hacerlo.

Ojalá llegue alguién como “Airtel” en su día cuando reinaba Telefónica y ponga en su sitio a la sala de la pica roja.

Anuncios

10 comentarios en “Me llaman “El Justiciero”

  1. Acabo de descubrir tu blog y me parece muy interesante, a la vez que variado. No me perderé una publicación a partir de ahora, ánimo y sigue así!

  2. Como siempre enhorabuena, te sigo y conozco la problematica por tus sabios comentarios, no tenemos solucion creo, aqui como no te lleves un notario a los torneos o Belen Esteban se ponga a jugar al poker no hay nada que hacer. Saludos mil

    • Yo ya me llevé a un notario al casino para que diese fe de que no me daban recibos cuando perdía. Lo de Belén Esteban es más difícil. No tendremos esa suerte 😁

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s