Harto de tanto cínico

cinicos

Las cosas van mal en España. Eso ya lo sabemos todos.

La Agencia Tributaria busca dinero debajo de las piedras, y como no hay, intentan hacer de sheriff de Notingham y exprimir a los jugadores hasta asfixiarlos. Están pidiéndole dinero a gente que no tiene ni para pagar el alquiler, basándose en unas ganancias irreales al no permitir desgravar las pérdidas, e infringiendo así el artículo 31 de la constitución:

Artículo 31

  1. Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad que, en ningún caso, tendrá alcance confiscatorio.

Hasta hoy, y desde el 1 de Enero del 2012, sólo pueden deducirse como pérdidas las entradas de torneos de poker. Punto. Y sorprende, ya que la ley va enfocada a muchos más juegos, como por ejemplo ruleta o black Jack, de los que también se permite desgravarse pérdidas. Por supuesto que el poker en su modalidad de cash está incluido dentro de estos juegos, pero ese tampoco nos “permiten” desgravárnoslo ante la falta de una prueba que no nos facilitan los casinos.

Hasta el año pasado no era posible desgravar las perdidas que provenían del juego. Algo completamente absurdo. Muchas veces he puesto el ejemplo de que un señor se va con 1000€ a un casino y apuesta 100€, 9 veces al rojo. Pierde. Solo le quedan 100€. Los apuesta y gana. ¿Y tiene que tributar por haber perdido 800€? Es totalmente absurdo, y la impotencia e indefensión que están sufriendo muchos amigos jugadores por este tema roza lo inhumano.

Que alguien haya ganado un torneo de 100,000€ en el 2009 y hacienda le venga reclamando 50,000€ más multa (25,000€) es de coña. Que no admitan que te desgraves las perdidas roza la comedia absurda de los Monty Python.

Volvamos al día de hoy, donde la ley permite la desgravación de las pérdidas.

Me pongo a mi de ejemplo que este año gané un torneo de una cantidad considerable.

Durante el WPT de Barcelona me senté a jugar cash en el Casino de Barcelona. Al cambiar fichas pedí una factura de compra y me dijeron que no podían dármela. Me senté a jugar y perdí 1000€ en la mesa de 5€/10€. Al terminar solicité un certificado donde se indicase que había perdido esos 1000€. Se me volvió a negar.

Como dentro de la fauna de Casinos españoles, el de Barcelona es el que más cuida al jugador, no les pedí una hoja de reclamaciones, pero ayer un buen amigo en Marbella, ante la negativa del casino de darle sus justificantes de compra, pidió la hoja de reclamaciones, y lo que más me sorprendió es que ¡En principio se la negaron! (A todos: Que sepáis que todo establecimiento debe de tener disponible una hoja de reclamaciones, si no la tienen, se llama de inmediato a la Policia Local para formalizar denuncia. Se les cae el pelo.) Al insistir, se la acabaron dando, y le dijeron que no podían darle un certificado de pérdidas y si lo quería, que llamase a un Notario y que pasase la noche con él, certificando lo que ganaba o perdía. ¿Por qué no llaman ellos a un Notario para certificar lo que pierden o ganan cuando les pasan los datos a Hacienda? Yo sólo quiero llevar bien mi contabilidad para tributar lo que me corresponde. Lo que no tiene ni pies ni cabeza es que cuando llegue la hora de la declaración no pueda deducirme las pérdidas, por eso os aconsejo a todos, que cuando juguéis en los casinos exijáis una certificación, de lo ganado o perdido, y si no os la dan, que es lo normal, pidáis una hoja de reclamaciones y expliqueís en ella que os niegan esa certificación y que la necesitáis para la correcta realización de vuestra declaración de la renta, así por lo menos dispondréis de una defensa en el caso de que a la Agencia Tributaria les de por inspeccionaros. Puede que ellos no hagan caso a este papel, pero ante un juez creo que la cosa cambiaría.

Los casinos dan como excusa la teoría de que no se pueden controlar las perdidas de los jugadores en la ruleta, el black Jack, poker cash y demás. ¿Qué no? Es extremadamente fácil con la tecnología que tenemos hoy en día. Puede que la razón sea que no les interese hacerlo por diversos motivos… De eso si queréis hablamos otro día.

Y así llegamos a la sección de “Como controlar las ganancias y perdidas de los jugadores en los casinos.”

Al entrar al casino, el jugador se hace una tarjeta electrónica personalizada donde ingresa el dinero que quiera y del que quedará constancia. Hasta 2500€ si lo hace en efectivo, y el resto por transferencia bancaria.

Con esa tarjeta el jugador va, por ejemplo, a la ruleta. Pasa la tarjeta por un terminal y solicita el importe de fichas que quiere jugar y se le entrega un color para que exista más control. Al ser un color personalizado, no podrán pasarse fichas a otro jugador. Al igual que las mesas de poker tienen un máximo de 9 o 10 jugadores, las de ruleta tendrán un máximo dependiendo de los colores que tengan disponibles.  Se juega, y al finalizar, en la misma mesa, se ingresan las ganancias en la tarjeta y uno se va con las pérdidas registradas.

Si uno va a jugar poker cash, la misma operación. Se pasa la tarjeta y se sacan las fichas que uno quiere. Al salir de la mesa se vuelven a ingresar en el terminal (si ha ganado claro, si no, quedará constancia de las pérdidas). Obviamente queda prohibido sacar fichas de la mesa.

Cuando uno acaba su día en el casino, quedan archivadas las ganancias y perdidas. Estos datos los podrá pasar el casino a hacienda para que aparezcan en el borrador de la renta y sepamos cuanto tenemos que tributar a la hora de pedirlo.

¿Bastante sencillo no? Se acaba el problema de compras y pagos superiores a 2500€ (que por cierto, podéis denunciarlo si queréis. Tanto el pagador como el cobrador serán multados, Artículo 7 de la Ley 7/2012 de 29 de Octubre) y se acaba con el problema de desgravación de pérdidas.

Hay que hacerle ver a la Agencia Tributaria que la persecución que están haciendo a los jugadores de poker vulnera tanto el principio de no confiscatoriedad como el principio de la tutela judicial efectiva recogido en el artículo 24 de la Constitución, al producirse una brutal indefensión al no facilitarnos los casinos a los jugadores certificados de pérdidas para poder hacer una tributación sobre una estimación real, no ficticia e inventada como está ocurriendo, y poder tener así herramientas para poder defendernos de los ataques de la Agencia Tributaria ante los tribunales, pudiendo llegar en este último caso hasta el Tribunal Constitucional al tratarse de un derecho fundamental.

Pero vayamos más allá.

Ya que a nuestros ilustres y sabios gobernantes les ha dado por aplicar el sistema de tributación americano, en vez del inglés (ya que tanto presumimos de europeos, podíamos adherirnos a este sistema que es el más justo, donde tributan las casas y no el jugador), deberían hacerlo como ellos y realizar una retención directa en el casino.

En las WSOP en Las Vegas, cuando vas a cobrar un premio (a los ciudadanos americanos), te retienen allí el tanto por ciento fijado (cambia según el estado). Se lo pasan a hacienda y aparece en el borrador de tu renta. Si tus pérdidas superan las ganancias, ese dinero retenido se te devuelve.

Si queremos hacer las cosas bien, es fácil. Esto es lo que tenemos ahora mismo, y si se hace todo como explico se hará lo correcto y de forma legal y justa para todos. ¿Cuál es el problema? Que muy a mi pesar, los casinos se vaciarán de gente a la que no le apetece que quede reflejado el dinero que van a jugarse y los jugadores ganadores que hay, tendrán que emigrar, algo que puede arreglarse fácilmente estableciendo una tributación justa y no abusiva.

¿Cuánto creéis que es lo justo? ¿Qué tanto por ciento pensáis que aceptarían algunos de nuestros compañeros emigrados a UK para volver a jugar a la piel de toro?

Yo seguiré defendiendo a muerte la tributación al 0% para el jugador. Esto mantendría las salas y casinos con tráfico, el Estado recaudaría más dinero por medio de la tributación de los casinos y salas y se generarían más puestos de trabajo. Lo que no se puede permitir EN NINGÚN CASO es que a un jugador que ha ganado 10,000€ en un torneo de poker, y el mismo día los pierde jugando en el mismo establecimiento, al mismo juego, en una mesa de cash, le hagan tributar por los 10,000€ de ganancia, sobre todo cuando la ley permite su desgravación. Eso sí que es un sin sentido ilegal, inmoral e indecente.

Para quién no lo recordáis, el sheriff de Nottingham…

Anuncios

2 comentarios en “Harto de tanto cínico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s