La soledad del jugador o de como ser actor y/o jugador de poker y no morir en el intento.

De mis últimos días en los que mis ingresos correspondían exclusivamente a mis labores como actor, no guardo, lo que se dice, un buen recuerdo. La interminable espera que los actores hemos de sufrir, desde que se termina un trabajo, hasta que vuelve a sonar el teléfono, es una de las situaciones más desagradables que conozco. No sólo por la falta de ingresos, sino también por la falta de ocupación. Y como no, por las explicaciones que pareces obligado a dar a la gente que te rodea. Nuestro querido público parece pensar que los actores que han triunfado en televisión o cine en algún momento de su carrera, tienen la vida resuelta y pueden vivir del aire… Claro, como si el aire alimentara…

Casos hay mil. De aquí y de fronteras afuera. Por nombrar alguno, ahora me viene a la cabeza el gran Burt Reynolds, un referente de la generación de los 70, en la que no paraba de recibir ofertas y se permitía el lujo de rechazar cualquier papel que no le apeteciese interpretar. Época de vacas gordas para nuestro amigo que mejor ha sabido llevar el bigote en la historia del cine. Pero claro, las vacas gordas se acaban y las flacas llegan, y entonces se pone a prueba si ha sido correcta la gestión del bankroll. Burt mordió el polvo y lo pasó bastante mal hasta que se le apareció la virgen en forma de Paul Thomas Anderson que lo rescató para la buenísima “Boogie nights”. Volvió a codearse con los mejores y por desgracia, en la actualidad ha vuelto a caer de nuevo… La varianza es así de hija de puta.

El gran Burt y su bigote

 

En mi época de bonanza recuerdo llegar a haber ganado hasta dos millones de las antiguas pesetas algún mes (para muchos no es tanto, para mi era un sueldo descomunal, y ojo, que no son veinticuatro millones al año). Una barbaridad para un niñato de veinti pocos años como yo, que no tenía idea alguna sobre como administrar su dinero. Nada comparado con los sonados quince millones que, durante una época, cobraban la señorita Lina Morgan o el señor José Coronado por capítulo en sus respectivas series. Y nada comparado con los millones de dolares que cobraba el señor Reynolds en sus películas. A mucha gente le parece una barbaridad estos sueldos. Yo los defenderé a capa y espada. De excesivos no tienen nada. ¿Que precio tiene la intimidad de una persona? ¿Que precio tiene el recibir críticas de gente desconocida y estar en boca de todos, como si fueran de tu familia, por el simple hecho de haber disfrutado de tu trabajo en la pantalla? Y lo más importante, ¿Cuanto dinero genera para la productora un actor que cobra esos sueldos?

Muy pocos actores tienen la suerte de estar en la nómina de una gran cadena o estudio. Somos gestores de nuestros ingresos sin saber cuando volverán a llegar. Hormiguitas recolectoras que no saben cuando podrán recoger la siguiente cosecha. El único ingreso que nos llueve como maná del cielo, son los escasos euros que nos hace llegar la AISGE cada vez que emiten alguno de nuestros trabajos en televisiones, aviones, autobuses, trenes y demás. (Es como la tan criticada SGAE pero en audiovisual) Gracias a esto, muchas viejas glorias de este país, tienen su pequeña pensión para ir tirando en una profesión, que no perdona la edad de los actores, y mucho menos de las actrices.

Me voy como siempre por los cerros de Úbeda… Esto se titulaba la soledad del jugador.

Durante mi última gran espera como actor, en la que veía como mi cuenta bancaria bajaba y bajaba, y mi tiempo volaba y volaba, mi único consuelo era seguir entrenándome actoralmente para que, cuando llegase de nuevo el deseado trabajo, poder estar en forma y hacerlo lo mejor posible.

La gente piensa que esto de actuar está chupado, que uno dice cuatro frases, cobra una pasta y todo son días de vino y rosas… Pues no señores. No funciona así. Exactamente igual que no funciona así en el mundo del poker. Hay que entrenar señores. No se puede pensar que porque hayamos tenido una racha ganadora la vamos a tener siempre, sin dedicarle ni un segundo más que el necesario a mejorar nuestro juego. Es muy difícil sobrevivir sólo con talento. La varianza es muy cabrona, y puede hacerte morder el polvo, como hizo en mi caso, y apartarte de los escenarios hasta no se sabe cuando.

La pésima gestión de mis ingresos me hizo vivir fuera de mis posibilidades, igual que el novato jugador que juega torneos que no se puede permitir. Cuando quise darme cuenta, estaba a cero, sin poder pagar el alquiler y después de sobrevivir con trabajos de mierda, tuve que tragarme el orgullo y pedirle dinero a mi familia. Tuve que parar y reestructurar mi vida.

Gracias a mi compañero de tablas, y ahora de trabajo como Bombero, Emilio Buale, se me abrieron los ojos a un nuevo planteamiento vida. Me puse manos a la obra para poder compaginar mi pasión artística con una libertad económica que no poseía y que me tenía agarrado de los huevos. Nueve años después lo he conseguido definitivamente (llevo seis disfrutando a medias en régimen de interino). He recibido muchas críticas y muchos ánimos. Todos tienen su parte de razón y a todos les agradezco el haber intentado ayudarme.

¿Con que me encuentro ahora? Con la libertad de poder crear sin miedo, de subirme a las tablas sin stress, sin pensar que a final de mes no tendré que comer.

¿Que inconveniente tengo ahora? Dicen que las musas se le aparecen a uno en los momentos de necesidad, de falta, de desasosiego y de inquietud. Bueno… Ya me encargaré yo de llamar a las musas con mis triquiñuelas si no vienen.

El jugador de poker no se aleja mucho de esto que cuento.

Hay gente que critica mucho el dinero que se gana en los torneos. La gente habla de cifras y cifras, y no se para a pensar que esto de dedicarse exclusivamente al poker tiene unos gastos. ¿O se piensan que no pagan hipoteca los jugadores de poker? ¿O que la entrada de los torneos se pagan solas? ¿O que no hay que pagar el colegio de los niños? ¿O que el depósito del coche se llena automaticamente? Si tienes la suerte de pinchar un torneo de treinta mil euros, te habrás asegurado un sueldo medio anual de un español. Pero ojo. Con eso hay que vivir hasta que se pinche el siguiente torneo. Y hay que tener la sangre muy fría para no perder la cabeza. Mucha gente te hará cábalas absurdas del tipo “Con que ganes tres torneos, tienes cien mil al año”, y os aseguro que hay gente tan idiota que cree que eso es así, y arriesgan su banca sin sentido buscando algo que escapa de sus posibilidades. Recuerdo un amigo que ganó casi cuarenta mil euros en un torneo y la pésima gestión de su bankroll le hizo estar con los bolsillos vacíos en tan solo dos meses.

Ahí es donde está la soledad del jugador. Poca gente entiende a los jugadores de poker, al igual que tampoco se entiende a los actores, tal vez por eso acabamos emparejándonos, la mayoría de las veces, con gente de nuestro gremio…

Imaginaros a Carlton Banks. Otro como Burt Reynolds. Un actor que marcó a toda una generación. Alfonso Ribeiro se llamaba. Seguro que ganó un pastizal en su época y sin duda era el puto amo ¿Y que fue de él? Pues ni idea. Consulto Imbd y me dice que ha hecho cuatro mierdas desde entonces. El pobre tendrá que aguantar toda su vida las coñas tipo “¡Mira el enano de Carlton! ¡Bailanos como en la serie!” Espero que haya sabido gestionar su dinero y no tenga que estar mas tirado que las ratas… Es muy difícil sobrevivir habiendo estado en la cumbre y habiendo bajado de nuevo al mundo de los mortales.

El bueno de Carlton hoy en día

Hay jugadores que han tenido su momento de gloria, jugadores que se sientan en una mesa y por culpa de ese éxito, se piensan mejores que los demás y juegan como el ojete, pretendiendo mantener su estatus de ganador, olvidando que, al igual que en el mundo artístico, si no tenemos la compañía de la diosa fortuna, nos comemos una mierda.

La sangre fría, la humildad, saber esperar, arriesgando lo que se puede arriesgar, es lo que diferencia a la gente que puede vivir del poker y la que no puede.

Yo no supe gestionar mi banca como actor y aquí estoy. Pienso volver a intentarlo y hacerlo con más cabeza. Esperemos que España no se vaya a tomar por culo y desaparezcan los bomberos de este país. Ahora cuento con dos cosas con las que no contaba antes: un sueldo y experiencia.

Recomiendo desde aquí a todos los jugadores de poker que se tomen dos tacitas de humildad, y que por muy Burt Reynolds que se crean, intenten pensar en un plan b por si las moscas. Cualquier negocio, escuela, tienda, etc. Quizas sea una buena idea…

Hay momentos en los que nos sentimos invencibles. Nos sentamos en una mesa y desplumamos hasta al croupier, todo sale bien, todo funciona… Tranquilos. Es cuestión de tiempo que todo se de la vuelta y estéis hundidos en un charco pasándolo realmente mal. De vosotros depende el tener en el bolsillo ese plan B para salir adelante.

Hay muy pocos actores y jugadores de poker que puedan vivir exclusivamente de lo suyo, y los hay, que aún pudiendo, son listos, e invierten en restaurantes, escuelas de poker, bares, webs y lo que sea que pueda cubrirle las espaldas por si la suerte le es esquiva en algún momento de su carrera.

Se me hace un nudo en el pecho al recordar aquellas tardes interminables esperando el resultado de un casting, mirando mi viejo Alcatel HC400 en busca de una llamada de mi representante que me dijese que volvía al trabajo.

Algo similar ocurre cuando se pierde un torneo tras otro y cuando empiezas, otra vez, a creer que pokerstars esta trucado, porque no se puede tener tan mala suerte y perder tantos flips, tantos 80-20… Y cuando tienes estas sesiones, un día y otro, y otro, lo único que quieres es que se pase esa mala racha. No quieres darle explicaciones a nadie… Parece que, porque hayas sido un ganador en el pasado, lo tienes que ser siempre. No quieres contestar a preguntas del tipo ¿Cuando sales en otra serie? o ¿A ver cuando ganas otro torneo? Preguntas así, te aislan del mundo. ¡Como si no se tuviese suficiente con el mal trago de perder, que ahora vienes tu a meter el dedo en la llaga! Ya se yo que no gano, o que no me sale trabajo. ¿Que quieres? ¿Hundirme todavía más?…

No hay que tomárselo mal. Hemos de aprender a convivir con ese fracaso, con esa soledad, y aceptarla como lo que es. Una mala racha. Con trabajo y dedicación probablemente pasará y la (esta vez, bendita) varianza lo pondrá todo en su sitio, pero por si las moscas, tener un colchoncito donde pararse a descansar no esta de más. Y esta colchón hará, no un poco, sino mucho, más llevadera esa soledad.

Ojalá todos pudiésemos ser Raul Mestre o Javier Bardem, pero por desgracia amigos míos, esto no es así.

Maestro Mestre

Maestro Bardem

Anuncios

5 comentarios en “La soledad del jugador o de como ser actor y/o jugador de poker y no morir en el intento.

  1. gran post… solo una pregunta.. ¿es tan bueno barden como dices? quiero decir que hay algunas pelis que me parece muy bueno y otras que me parece un inutil que solo sabe poner cara palo… Luego esta que se case con la peor actriz de la historia de españa, pero eso ya es por tocar los cojones ; ) puede ser pesima actriz y buena persona.. tonta desde luego no es…

  2. Más lista que el hambre Pe… Y Bardem es la polla. En serio. Nadie en este pais es capaz de construir un personaje… Bueno, dos o tres. Pero este tio es creible y transmite de la hostia haciendo de gayer en Antes de que anochezca, de yonkarra en días contados o de loco sádico en No es país para viejos. No es un tipo imitando a un gay o a un loco. Poca gente consigue eso… La otra… Pues los primeros papeles de Pe como en Todo es mentira, eran los mejores, después ha ido haciendo lo que tenía que hacer (y muy bien) para entrarle a los americanos por los ojos, pero como actriz… Floja flojita… Pero muuuuuy lista. Personalmente coincidí con los dos el año pasado en un estreno de una obra de teatro de gente de nuestra escuela (Bardem y yo estudiamos en la misma) y estuvieron más que agradables. Muy simpáticos sobre todo con los coñazos que tienen que aguantar.
    No te olvides de pensar preguntas o ideas sobre el documental!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s