EPT Barcelona. Los tiempos están cambiando.

Me viene a la cabeza el temazo popero ochentero para rememorar el EPT de Barcelona de la semana pasada.

De pronto y sin esperarlo surgió la armada española para liarla a base de bien y meter en la mesa final a cuatro españoles y hacernos soñar en un triunfo que no pudo ser.

Parecía que lo íbamos a conseguir. Los foros y seguimientos de poker10 y poker-red echaban humo. “¡Vamos!” “¡Podemos!” Gritos de unión que me hacían recordar momentos vividos en el pasado Mundial cuando nos llevamos la ansiada Copa. Muchos españoles en premios y cuatro guerreros en la mesa final. En primera fila animando podíamos ver a Sobrao, Patri (la chica de Tomeu), Leo y a La Púa con un copazo con muchos hielos desgañitándose cada vez que uno de los nuestros se llevaba una mano.

El gran Mestre y el puto amo de Amatos partían como principales favoritos. Y habrá que esperar a ver las imágenes del torneo para ver en que fallaron, porque no es normal que dos pedazo de jugadores como estos dejaran escapar un triunfo que acariciaban con la yema de los dedos.

Yo creo que la clave para Amatos estuvo en un allin preflop con A4 vs AJ en el que saltó un 4 en el flop y claro, lo que te da el flop te lo quita el river y esta vez lo hizo con una dolorosísima J que metía al Kalchov, o como se llame, en el torneo de lleno y descolocaba por unos segundos a Tomeu. Si gana esa mano, me juego las mías a que el trofeo de ganador hubiese ido a parar a Mallorca, peeeeeero… A4… Repito una vez más el comentario de Tule cuando le preguntaron en el quiz de masquecartas “¿Como se llama la mano A4?”. Su respuesta fue clara. “¿Pero alguien juega esa mano…?” LOL

Independientemente de este terrible día final, hemos de ser positivos y ver que, por fin, el poker español no tiene nada que envidiarle al del norte de Europa. Ahora nos queda, al igual que a la selección de fútbol, que no nos toque un árbitro egipcio cabrón o que no nos revienten con un codazo la nariz en el área. Estamos jugando bien. Estamos tocando el balón y estamos metiendo miedo.

Recuerdo perfectamente cuando temíamos jugar contra los grandes, contra Alemania, Inglaterra, Holanda, Argentina o Brasil… ¿Quién teme a quién ahora?

Somos una piña. Somos un equipo. Somos la hostia y lo vamos a demostrar. Que se vayan preparando los europeos porque los españoles hemos llegado para quedarnos y para arrasar. Tendrían que haber aparecido todos en la mesa final con la camiseta de la selección con la estrella de campeones del mundo…

El único consuelo que me queda de que no hayamos podido conseguir la victoria en Barcelona, es que puedo ser yo el primer español que consiga ganar un EPT. Pero vamos, que ya me puedo poner las pilas, porque de este año se que no pasa. La rojigualda está a punto de ondear en lo más alto del podio del poker europeo, y la bandera tiene muchos candidatos y mucho mejores que yo para llevarla hasta lo más alto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s