De mis idas de olla, del amor y del pensamiento positivo.

Al principio de la más que decente “Garden State”, o “Algo en común” en castellano (sobre las traducciones mierder de los títulos de las películas hablaremos otro día) vemos como Zach Braff, director también de la peli, se imagina dentro de un avión que está a punto de estrellarse.

Esta cabeza loca que tengo me lleva más a menudo de lo que quisiera a imaginar ese tipo de situaciones.

Vamos, que estoy tomándome una cerveza en un chiringuito y de pronto me imagino que pasaría si viniese un tsumani, si llegaría a tiempo a la zodiac que hay en la orilla y si podría ir mar adentro para intentar evitar el desastre, y me imagino que lo consigo, y al volver a tierra firme lo poco que queda se parece al final de “El planeta de los simios”… Cosas así se me ocurren…

Hoy, día de felicidad en el mundo del amor pokeril, han contraído matrimonio Javier Etayo y su guapa novia, ya esposa, Marta. Toda la cúpula de FFTTR ha acudido en masa a festejarlo a las playas de Ibiza y por lo que cuenta twitter, que es como el canal 24h de noticias, se lo están pasando pipa. Me sorprendo con la foto del twitter porque la iglesia (y si no es esa, es clavada) es la que hay en San Jose al lado de casa de mi hermano y porque Tulerín tiene pinta de traficante de droga cubano de la serie Miami Vice XD. Ole ahí May y Leo dando color a la foto! Guapas!

De pronto mi cabeza, que repito, tiene un tocao, se ha acordado del desastre aéreo en el que murieron todos los miembros del Manchester United al estrellarse su avión en Munich en 1958. Menuda putada. Y he pensado que menudo putadón sería que pasase igual con la cúpula del poker español.

Mi tata decía que si sueñas que alguien se muere le alargas la vida, así que acabo de convertir en unos viejunos al grupito de jugadores más prometedor de España. Mis pensamientos me traicionan y me condenan a que este grupo de cracks me sigan pateando el culo en las mesas durante años… Pero luego leo en El Pais este interesante artículo, y rescato cosas muy buenas que llevo pensando mucho tiempo y me convenzo de que puedo ser yo el que patee sus culos. Que sííííí, que los que están todo el día hablando de “El secreto” y del universo y de la energía, son muy pesados, pero hay algo que pienso que es más que cierto: El Think Positive funciona.

Llego a casa y mientras charlo con mi hermano y me intento clasificar con los FPP para el especial de Poker Stars “Red Spade Open” ponemos Matrix de fondo (siempre haciendo mil cosas).

Siempre me gusto la peli, y mas allá de la primera lectura, medito sobre como Neo se tiene que creer que ES el elegido para SER el elegido. Al igual que el “Hazlo o no lo hagas” de Yoda, Morpheo le inculca a Neo sus conocimientos. Deja de intentar golpearme y golpéame, deja de pensar si vas a llegar al otro lado con tu salto y salta. Básicamente, cree en ti.

Al final de la película, cuando Keanu Reeves se CREE que es el elegido, para las balas, revienta a hostias al chuleta de Hugo Weaving y lo ve todo a cámara lenta con total nitidez.

Esos momentos en los que todo te sale, en los que estas super focus, en los que ves con total claridad las cartas de tu adversario. Esos momentos en los que aporreas la mesa como quieres y en los que piensas que eres invencible… Hay que alargar esos momentos y no dejar que entre la duda en nuestro pensamiento. Los bad beats deben sentarnos como cosquillas en nuestro cogote y afectarnos cero. Be focus my friend. Sacarle el mayor provecho posible a estos momentos e intentar acabar el campeonato con esa sensación (Ejm: Rafa Nadal en el 90% de sus torneos). Este es el estado mental que hemos de buscar durante un torneo.

Y ahora a visualizarme ganando un grande, a creerme que lo valgo, a verme por encima de todos los que me menosprecian, a no sentirme pequeño en una mesa, a no tener miedo ante nadie y a disfrutar del poker… Y claro, desear un buen viaje de vuelta a todos los del FFTTR y buen viaje de novios a los recién casados. Perdonad que a mi cabeza se le vaya la olla de vez en cuando y esté más allá que aquí y se me ocurran estos pensamientos locos, es lo que hay 🙂

Anuncios

4 comentarios en “De mis idas de olla, del amor y del pensamiento positivo.

  1. Este post si que me ha gustado.Tienes que escribir como hacia Bob Marley cuando escribia sus canciones, la unica diferencia es que el fumaba hierba y tu, ¿tu que coñ…. te metes?.Cuando veas dragones por el pasillo, es el momento de dejarlo.Un abrazo………

    • Jeje… Tengo suerte. No me hace falta meterme nada compañero. Me han comentado que no ganas ni patrás. A ver si te pones las pilas que cuando vuelva en Octubre hay visita al casino si o si. Abrazoooo!

  2. Ese estado que citas es el tambine llamado “flujo” o “la zona”, y es definido como “..un estado en el que uno se siente tan bien que resulta intrínsecamente recompensante, un estado en el que la gente se absorbe por completo y presta una atención indivisa a lo que está haciendo y su conciencia se funde con su acción”.
    Su base es la concentración, y tiene lugar en esa delicada franja que separa el aburrimiento de la ansiedad.
    Y hace tanto que no lo experimento que casi ni lo recuerdo..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s