EPT Side Event 1k

Lo que quería que fuese una entrada llena de fotos, se ha visto frustrada por mi incipiente inaptitud con los teléfonos móviles. Juro que ayer me dediqué a hacer fotos a diestro y siniestro, pero esta mañana mi nuevo celular me ha dicho que sí, que vaya a buscar las fotos al casino a ver si están allí. ¡Maldita tecnología!

Pre resumo el día de ayer con la entrada del twitter que he escrito a las 6 de la mañana, después de bebernos unas cuantas cervezas Pacocho, el señor Manuel Labandeira y D. Juan de Diego. Vaya 3 putos cracks.

“Un café en el casino de Madrid. 3 euros. Hamburguesa 20 euros. Entrada al paralelo del EPT 1000 euros. Pasar la noche aprendiendo de poker con Pacocho, Labandeira y Juanzo. No tiene precio.”

Una pena que se fuesen a descansar Leo y May para coger fuerzas y reventar hoy el side de 2k. Las pobres habían tenido suficientes bad beats anoche como para aguantar a los cuatro fieras de chachara… O que coño, ahora que lo pienso, somos una compañía cojonuda. No se lo tenían que haber perdido!
Leo estuvo jugando en mi mesa hasta que un niñato obeso e iluminado le reventó sus preciosas damas metiéndole cuarta allin con 45 de picas. Si quieres no saltan dos cuatros en el flop. Un asco.
De todas formas, y no es por ser por culero, porque Leo jugó de libro y no cometió fallo alguno, pero en el aspecto espiritual del juego falló algo. De verdad, aunque os parezca de coña, la actitud importa, y ella comentaba que llevaba un día de mierda, que no le salia nada y que era el mundo al reves, y que a ver si no le pasaba lo mismo. Por desgracia, le paso. ¿Tiene algo que ver la actitud? Pues probablemente no. Yo ayer tenía una actitud cojonuda y aquí estoy, comiéndome los mocos y me voy de cañas a la latina. Pero hay un “algo” que no se puede explicar, y es que te lo tienes que creer, y tienes que creer que es tu día y no dejar fisuras al “no es mi día”.

Empezamos 4 gatos en la sala de abajo del casino de Madrid, y eso se fue llenando sin parar hasta alcanzar los 200 jugadores y dejar un jugosísimo bote y un premio de 60k para el que gane esta noche.
Muchas caras conocidas. Pero los que sobrevivimos hasta casi el final fuimos El tren, Inocente, Labandeira y el que aquí escribe.
Camino al baño me reía con Inocente cuando aún seguía vivo, diciendo que sí, que no seremos la hostia metiendo cuartas y siendo super agresivos, pero que ahí seguíamos mientras los pros estaban pelando fishes en el cash. Que buena gente es este hombre. Entre él y Paco Torres, llevan más cajas en paralelos que todos los que jugábamos ayer. Les hice una foto a los 2, pero lo dicho. Mi nokia está disconnecting people. Suerte para hoy fieras.

Empecé bastante agresivo jugando con posición en mesa de 4 y 5 mientras se llenaba. Me salió el tiro por la culata porque no subí de la media en ningún momento del torneo.
Típica mesa en la que en 7 horas hubo un limp (sólo uno, juro), pero que raramente no había mucha guerra de cuartas y quintas. Estuve a verlas venir. Si a la estructura inicial le hubiesen añadido 5k puntitos más, hubiese sido de lujo, pero…
Hoy no quiero contaros manos. Por lo menos mías. A Labandeira le pagó su allin en cuarta el raiser inicial con AQ y le reventó AK con color. La de Leo ya la he contado (que injusto es el poker premiando a Illuminati como estos). Y a Juanzo, que iba de lujo después de doblarse en la octava mano con AKvsAQ, le reventaron escalera flopeada por dos lados. Con color y con poker.

Yo cometí un error de los gordos. Y es tener el teléfono encendido para que me tildaran a base de bien, por motivos profesionales en medio de la partida, justo en el único momento en el que me acercaba a la media… Me levante de la mesa, me puse a llamar a todo Dios para arreglar mis problemas, y la partida pasó a ser algo secundario. Tenia que haberlo solucionado todo antes de sentarme, pero no. Ahí seguía dándole vueltas a la cabeza. A media hora de acabar el dia 1, me la jugué con un guiri que iba fino de sustancias euforizantes. No es que sea malo que alguién vaya a 300 por hora en la mesa, pero vamos, jugaba el 95% de los botes y vi el spot perfecto en él, sólo que le salía todo. En una de esas decidí jugármela con 66 (ya comitted preflop) en un flop 89T pensando que llevaría 2 overcards, y efectivamente, llevaba 2 overcards. Dos jotas. Aaaadios paralelo! Hola barra del bar!

Y ahí empezó lo bonito de la noche.
Como actor, siempre nos enseñan a la hora de preparar un personaje, que debemos de empaparnos de todo lo que le rodea y beber de sus costumbres. En el poker debemos de leer, estudiar y aprender, pero también deberíamos escuchar a los Maldinis del poker y a sus historias, y para eso, nada mejor que la compañía de ayer.
Todos conocéis mi admiración hacia el trabajo de Pacocho y a la cabeza privilegiada de Juan de Diego a la hora de organizar torneos, pero no tenía el placer de conocer al señor Labandeira y fue un autentico gustazo el quedarme anonadado escuchando historietas de como Doyle, Stu, Seidel y compañía son quienes son y como han llegado a serlo. A ver si los de masquecartas (más que recomendable programa de poker) cogen a los tres y los sueltan en el plató. Sin guion, ni preguntas, ni nada. Por cierto, no tiene desperdicio el momento teletienda de promoción de Las Vegas que nos regalan algunos compañeros.

Y nada más. Me voy de cañas no sin antes repetiros el consejo del día. Mirad, observad, escuchad y aprender.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s