Escritura automática

Ayer fui al cine, ese maravilloso sitio donde por el precio de una copa se pasan dos horas de diversas emociones, a ver HappyThankYouMorePlease.(Gran trailer, por cierto).
La película está bien. No es ninguna obra maestra. Te chirría estar viendo todo el rato a Ted Mosby de Como conocí a vuestra madre (Josh Radnor. Él escribe y dirige la peli) De hecho, comenzó bastante floja, pero poco a poco fue mejorando, hasta que al final mientras ruedan los créditos por la pantalla, te quedas pensando y cuestionándote pequeñas cosas de tu día a día.
La principal es, sobre todo para puñeteros como yo, que tenemos derecho a ser felices. Que ya vale de evitar la felicidad por miedo, por costumbre o por lo que sea.
El hecho de vivir solo, hace que pases mucho tiempo contigo mismo, e igual que uno se pica y se harta de las manías de su pareja, también se harta y se cansa de sus propias manías y absurdas costumbres.
Cuando uno pasa la vida luchando por ser feliz, viviendo historias con fecha de caducidad, queriendo cortometrajes en vez de películas de dos horas… Se sufre lo suyo. En otro espacio me arrancaría y escribiría miles de palabras sobre el tema, pero esto va de poker, así que ¿Qué quiero decir con ésto?
Pues que como todos bien sabéis, la forma de ser de cada uno se refleja en la mesa, y ya estoy harto de ser un jugador de torneos turbo. El nescafé de la felicidad. El “lo quiero ahora”. El “Ya”.
Prefiero un torneo con una estructura larga, eterna. Deepstack hasta el infinito, y que durase años si pudiese ser. Un torneo en el que las subidas se hicieran mes tras mes…
Hay días en los que la ansiedad te corroe por dentro y no te encuentras en este mundo.
Sientes que la vida pasa a tu lado y que tú eres un escaparate desde donde ves a la vida, a la familia y a la gente pasar, y tú, impávido, quemas tu precioso tiempo frente a una pantalla de ordenador jugando al poker. Que absurdo.
La solución es sencilla. Respirar. Parate y respira, y deja que te llene todo lo que te rodea.
El poker es tan acojonante, que el mismo te da la solución para la vida.
Sal a la calle y disfruta de la partida. “Go and get yourself loved!” Pasea, viaja, quiere, odia, ama, besa, abraza, corre, rie, llora, grita y vive!!! Y se agradecido. Da las gracias. Y si te gusta, pide más. Y si en el camino te puedes jugar una partidita de poker, hazlo con gusto. Y disfrútala. Espera ese momento y juega las partidas que merezcan la pena. Cualquier jugador que se precie sabe que no se pueden jugar todas las manos. No podemos estar TODOS los días perdiéndonos el mundo por jugar un torneo a las nueve de la noche, ni dejar de hacer planes TODOS los fines de semana por estar sentados en una mesa. Alguno si. Pero no todos.
¿Como he llegado aquí? Ni idea. Esto es escritura automática que hace que aflore mi subconsciente. Todo tiene doble sentido. Quería decir que quiero dejarme querer y acabo hablando de que hay que vivir más y jugar menos al poker… Mmmm… Interesante. Y ambas cosas tienen que ver, ¿o no?

Anuncios

Un comentario en “Escritura automática

  1. la verdad que asi como dices, pero para darte cuenta de la gran parte de lo que dices hay que hacerlas durante tiempo, y seras tu mismo como dices cuando te pares y reflexiones quien vea que ciertamente hay que tomarlo todo en su justa medida. parece que no eres el unico superturbeado,jajajja.saludos.y la escritura automatica te salio bien, tendre q ver a ted.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s