Retales de mi vida

Estos días lluviosos, en mi querida Granada, son duros de pasar.
No por la falta de poker, ni por los apuntes, ni por el mal tiempo. Es más simple que todo eso. Por los muertos no enterrados, por los fantasmas que siguen danzando en mi cabeza; los mismos que mantengo alejados cruzando España de lado a lado en temporada de cartas y que cuando paro vuelven a posarse en mi hombro para recordarme que siguen ahí, que no se han ido a ningún lado.
Y en medio de este viaje con el limitador puesto, de este jugar al mus sin pacharán ni puro, de este arroz sin ñoras, de esta vida sin sal, encuentro consuelo en un tweet que postea la señorita Margets y que me hace ver que es hora de poner punto y final y pasar página. Tarareando a Robe… “Viviiiir, a la deriva… y sentir… Que toooodo marcha bien… Y volar, siempre hacia arriba, y pensar, que no puedo perder!!!”

“Esperar es doloroso.
Olvidar es doloroso.
Pero no saber cual hacer,
es el peor tipo de sufrimiento”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s